viernes, 13 de noviembre de 2015

La nueva versión de mi, en proceso de creación aún!!

Llega un momento en la vida, en que sientes la necesidad interna de liberarte, liberarte de culpas, de dolores, de apegos, de todo lo que te oprime el pecho y no te deja respirar tranquila.

Es un momento o un proceso, un poco difícil, porque las mujeres vivimos diariamente bajo muchas presiones o creencias sociales, que de cierta manera nos limitan o nos delinean el camino a seguir.

Cuando eres hija debes ser la mejor, cuando eres polola o señora debes ser lo que los demás esperan, lo que esta socialmente ingresado en nuestras mentes, ser dueña de casa, esperar al esposo con la comida y todo el aseo listo, luego eres mamá y también, es casi un crimen decir, sabi que; estoy cansada, no doy mas, ya no puedo. necesito un día para mi... Y hasta una misma, se pregunta, se analiza y se siente culpable por estar cansada, por necesitar ser una por un momento. (volver a encontrarse)

Empiezan las criticas, las diferencias y todo un remolino de sensaciones, emociones y situaciones.

Pero que pasa si tu yo interno te llama, cada vez mas fuerte y con mas fuerza. te exige hacerte cargo de ti misma, DONDE SURGE UNA MUJER, SURGE UNA FAMILIA, me dijeron el otro día y me quedo tan grabado. Porque claro, si yo como mujer me estoy anulando, de que manera mantengo, sostengo, y llevo en mis hombros una familia, MI FAMILIA. 
Si estoy totalmente desgastada por lo que me pide mi alma, por volver a abrir mis alas y seguir creciendo, pero ya no bajo las creencias sociales, si no bajo mi nuevo libro de creencias, bajo mi nueva lista de necesidades, bajos mis nuevas leyes. y eso no significa que te quieras desligar de todas tus responsabilidades, como hija, esposa, madre etc. Si no que quieres hacerlo pero hacerlo feliz, poder disfrutarlo y no ver esas situaciones como una carga.

Y es ahí, cuando empiezas una lucha, pero una lucha enriquecedora, una lucha que cada día te enseña algo nuevo, que te pone muchos desafíos, pero que al pasarlos sales, doblemente fortalecida. 

En mi proceso que ojo, aún no termino, he estado dándome cuenta que hay ciertos pasos, que son como primordiales para empezar a renacer. (preparare una nueva entrada para ellos, una bien preparada) porque si bien yo siento que estoy llegando al final de este proceso, de empoderación de mi misma como me gusta llamarlo. Tiene tantos matices que son difícil de abordarlos, he tenido que replantear mi maternidad o mi rol como madre, mi relación de pareja, mi relación con mis padres, los dolores o trancas de un pasado. Es mucho, como que necesito ordenarlo para poder planteárselos a uds. la idea es que crezcamos todos, una mano ayuda a la otra, es simple! mi consejo por el día de hoy es entregar amor y que te salga hasta por los poros. DESDE TI, DESDE EL AMOR, EMPIEZAN LOS REALES CAMBIOS Y NO SIENTAS CULPA, ES SOLO QUE TE ESTAS APRENDIENDO A AMAR, NO ES EGOÍSMO. (todo en su justa medida obvio. el equilibrio es primordial, cuesta encontrarlo, pero lo harás, ten calma)

La imagen que puse, demuestra todo lo que fui y todo lo en lo que estoy ahora. super precisa, en tanto ir y venir... esto es un limbo, he tenido días que ya ni siquiera dan para grises, son negros, pero después viene un rayo de luz que inunda mi vida, mi corazón, es ahí cuando me vuelvo a parar y estoy lista para el siguiente desafió.

importante: yo no tengo estudios de psicología, ni dada de eso, solo soy una mujer que no le ha tocado fácil y ahora esta renaciendo :)